Now Reading
Tener un perro en la oficina mejora la productividad laboral

Tener un perro en la oficina mejora la productividad laboral

Tener un perro en la oficina mejora la productividad laboral

Tener un perro en la oficina mejora la productividad laboral- Compañías europeas, han comprobado que el poseer una mascota dentro de la oficina puede ser muy favorable para mejorar el clima laboral.

E incrementar los niveles de productividad dentro de las empresas ¿Cómo ves?

Tener un perro en la oficina mejora la productividad laboral

Para quienes no lo creían posible, es un hecho: un perro o gato en la oficina no solo reducirá tus niveles de estrés, sino que también puede aumentar su productividad.

Para compañías más grandes como Google, no es nada inusual llevar a su perro a la oficina, pero lo mismo parece ser el caso para muchas compañías holandesas como en LinkedIn, donde actualmente hay 75 vacantes activas en compañías holandesas que mencionan un perro de oficina.

Hoy en día, parece que no es una idea tan extravagante tener una mascota en la oficina, en realidad hay bastantes ventajas.

Por ejemplo, hace unos años, una investigación de la Virginia Commonwealth University mostró que las personas experimentan menos estrés cuando un perro está cerca.

Los investigadores tomaron muestras de saliva de los empleados de la fábrica y observaron qué cantidad de cortisol, la hormona del estrés, contenía.

Los resultados mostraron que solo los empleados que habían tenido un perro en su vecindad tenían niveles bajos de cortisol al final del día.

Beneficios con el jefe

Tener un perro en la oficina mejora la productividad laboral

“Si tu jefe te está haciendo pasar un mal rato, un perro puede hacer que sea más fácil poner ciertas situaciones en perspectiva. Simplemente puedes tomar un poco de espacio y pasear al perro”, dijo Enders. “Un animal en el trabajo motiva a las personas: les gusta más su trabajo y experimentan menos estrés”.

Business Insider reveló la afirmativa del psicólogo conductual Lotte Spijkerman, quien sostiene que los perros y los gatos tienen aproximadamente el mismo efecto psicológico en las personas.

“Reducen el estrés y aumentan la productividad, principalmente porque interactúan con usted por su propia voluntad y, cuando se acercan a su estación de trabajo, es un buen recordatorio de que podría necesitar tomar un descanso”, explicó el psicólogo.

En el caso de, por ejemplo, un hámster, el efecto es menos pronunciado, pero si no tiene ganas de cambiar las cajas de arena o llevar al perro a pasear, son un poco más una opción de bajo mantenimiento.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 Grupo Gremol.

Scroll To Top